Catherine Zeta-Jones revela su dieta y su secreto para estar en forma a los 51 años

Catherine Zeta-Jones revela su dieta y su secreto para estar en forma a los 51 años

La estrella cinematográfica ha dado algunos detalles de su saludable estilo de vida y su gran meta para cuando abandone su profesión.

Catherine Zeta-Jones se ha sincerado sobre su saludable estilo de vida que le permite estar en plena forma a los 51 años.

La popular actriz es una apasionada de los dulces, pero para estar en óptimas condiciones ha decidido limitar la cantidad y esperar unos cuantos años para poder darse unos buenos atracones alimentándose únicamente a base de postres.

En una conversación con The Wall Street Journal, Catherine aseguró que come comida real y que no consume ni esporádicamente comida basura, dulces ni tampoco se permite caprichos ocasionales.

“Cuando sea mayor, comenzaré a tomar muchas vitaminas porque solo quiero poder comer postres por el resto de mi vida. En realidad, solo como comida real porque tengo que hacerlo en este momento. Mi sueño es comer solo postres, siempre. Es una meta”, expresó.

¿Pero cómo es su alimentación? En primer lugar, destaca la importancia del desayuno en su día a día: “Siempre desayuno, no soy de esas personas que pueden saltárselo.

Tengo un desayuno de referencia que repito todos los días”, confesó. Este se compone de gachas de avena con plátano o frutos rojos en invierno y yogur griego con fruta y granola en verano. Además, bebe mucha agua y practica deportes como la natación y el tenis y baila claqué.

El secreto de su matrimonio con Michael Douglas

Cuando se casaron en el año 2000, la prensa destacó la notoria diferencia de edad que existía entre ambos: 25 años. Pero juntos lucharon contra los hirientes mensajes que recibieron durante años y su amor perdura hasta nuestros días: “Lo primero de todo es que nos lo seguimos pasando muy bien juntos.

Mi marido es 25 años mayor que yo, eso no es ningún secreto. Y ninguna relación sentimental sería normal si no hubiera altibajos. Pero nuestra constante es amarnos y respetarnos. Nunca hemos perdido nuestro sentido del humor y todavía disfrutamos mucho de la compañía que nos hacemos el uno al otro”, explicó.

“La razón por la que mi marido y yo pasamos tanto tiempo juntos es que a diferencia de la mayoría de las parejas nunca hemos tenido un trabajo constante con horario de nueve de la mañana a cinco de la tarde. Por ejemplo, yo o estoy trabajando 16 horas al día o no trabajo, y él igual.

Gracias a eso hemos tenido a lo largo de nuestra relación la oportunidad de pasar muchísimas horas estando solos los dos. Y gracias a eso pudimos estar viviendo 12 años en una isla de las Bermudas para criar a nuestros hijos.

Si a eso le sumas que respetamos el espacio del otro y que nuestro sentido del humor es eterno, no hace falta explicar nada más”.