Fit Jeff abre en Quito su primer estudio de fitness

Fit Jeff abre en Quito su primer estudio de fitness de Ecuador y de Latinoamérica

● La apertura en Ecuador del primer punto Fit Jeff de Latinoamérica consolida la nueva línea de negocio de Jeff en la región.

● Jeff proyecta abrir 15 estudios Fit Jeff en LATAM antes de finales de 2020, en países como México, Chile, Perú o Uruguay.

● Oasis, los espacios de fitness donde se desconecta del día a día y se construye una comunidad global de usuarios.

Quito, noviembre de 2020.- La compañía tecnológica Jeff abre en Quito su primer estudio de fitness boutique de Ecuador y de Latinoamérica, Fit Jeff. La empresa, enfocada en ofrecer servicios para el día a día de las personas y que ya está presente en 40 países, inaugura el próximo 7 de noviembre su primer estudio de fitness en la capital ecuatoriana, en Valle de los Chillos.

La apertura del primer punto Fit Jeff en Ecuador inicia la estrategia de expansión internacional de la línea de negocio. En palabras de Diego Moya, Director de Fit Jeff, “Quito es la segunda ciudad del mundo en la que abrimos nuestros estudios de fitness. La primera fue Valencia, nuestra casa en España y, es por eso, que esta primera apertura fuera de nuestro territorio es tan importante, porque es la primera a nivel internacional. Quito demuestra seguir siendo una ciudad pujante y emprendedora. Ecuador es uno de los países por los que apostamos más fuerte y ver cómo consolidamos la marca en el territorio, nos produce una inmensa satisfacción”.

El primer estudio Fit Jeff se inauguró en España y es en Ecuador donde la línea de estudios de fitness boutique se estrena a nivel internacional. La cadena espera abrir 15 estudios hasta final de año en países de Latinoamérica como Chile, Perú, México y Uruguay. En los dos útimos países, las aperturas están previstas para la semana del 9 de noviembre.

Entorno social y una gran atmósfera, un oasis en la ciudad

Fit Jeff denomina a sus estudios de fitness como Oasis, ya que son espacios que permiten evadirse del ruido y el estrés del día a día de la ciudad. Se han diseñado bajo un concepto innovador que anima a los usuarios a crear una comunidad social con clases personalizadas y un ambiente agradable, en un entorno rodeado de plantas y tranquilo que evoca la naturaleza.

“En Fit Jeff se crea un espacio único, aislado de la multitud, y el ruido de la ciudad, es el lugar perfecto para mantener una vida equilibrada, encontrando el momento de conectar con uno mismo”, comenta Moya. “Todo esto va acompañado de ponerse en forma de una manera divertida y conectando con personas afines, creando una comunidad”, finaliza.

Tecnología para digitalizar los sectores tradicionales y afrontar la ‘nueva normalidad’

La tecnología es la piedra angular de Jeff y de todas sus líneas de negocio. El aumento del consumo online tras la pandemia ha acelerado la tendencia de la digitalización de las industrias más tradicionales, como puedan ser los gimnasios o estudios de fitness. Esto da una importancia más elevada a la omnicanalidad, en la cual la parte online es fundamental, pero también la offline; que a raíz de la pandemia del COVID ha hecho que el negocio local, el de barrio, sea más demandado por los clientes que muestran su preocupación por las medidas de seguridad en grandes superficies con exceso de aforo.

En Jeff, la combinación de la plataforma tecnológica y los puntos físicos potencia la omnicanalidad, la conveniencia y el servicio ofrecido al usuario.

Por ejemplo, gracias al uso de la tecnología y a través de la app, los miembros de la comunidad Fit Jeff pueden indicar qué gustos tienen, lesiones u otras indicaciones que permitan a los entrenadores conocerles mejor y adaptar las clases.

Además, la tecnología permite a los Oasis estar preparados para la ‘nueva normalidad’, ya que el aforo se gestiona previamente de manera digital, evitando aglomeraciones. Esto a su vez ofrecerá al usuario una mejor experiencia, ya que podrá reservar la clase previamente a través de la app y entrar directamente sin tener que permanecer en salas de espera con poco espacio. Asimismo, durante las clases, un máximo de 8 alumnos guardarán 2 metros de distancia entre cada uno.

Es una realidad que la tecnología está permeando cada vez más en los servicios de Fitness, en los cuales la accesibilidad y conveniencia prima como valor agregado ofrecido a los usuarios. Jeff ha sido precursor de esto, combinando lo mejor de los mundos offline y online en un estudio con oferta de clases ajustadas a las necesidades de los usuarios, como Yoga, Pilates, HIIT y entrenamiento funcional.