Las 7 mayores mentiras sobre el sexo

Aunque ahora parezca todo muy moderno y avanzado, el sexo todavía es un tema que puede considerarse tabú en la sociedad. Algunos países son más abiertos en este sentido. Las diferencias culturales y religiosas también pueden marcar esta diversidad de opiniones y actitudes hacia una de las prácticas más antiguas.

La controversia creada sobre la sexualidad y la práctica sexual se ha visto reforzada por las numerosas falsas creencias y mitos que afectan no sólo a la vida sexual, sino que ponen en riesgo la salud de quienes buscan disfrutar de uno de los mejores placeres de la vida.

Cuando la sociedad empieza a creer ciertos mitos, y esto es cierto para cualquier situación de la vida cotidiana, empiezan a surgir los prejuicios. Estos prejuicios (o “preconcepciones” que pueden ser bastante erróneos) impiden disfrutar plenamente de la sexualidad, y los tabúes se imponen y dan la sensación de que las cosas están muy mal.

Para cambiar un poco esta visión y adentrarse un poco más en este tema, que es de interés popular (y cómo no serlo, ¿verdad?), Skokka y las prepagos ecuatorianas decidieron identificar algunas mentiras o mitos más comunes que necesitan ser revelados.

1.- Los hombres siempre piensan en sexo
¡Quien no haya escuchado esta frase no vive en el mundo real! Según la creencia popular, parece que los hombres tienen un deseo constante de tener sexo. Esta afirmación da la impresión de que existe un botón de encendido/apagado y que los hombres sólo necesitan ver a alguien interesante para querer tener sexo.

La verdad sobre esta afirmación es que la excitación sexual depende de muchos factores, lo cual es cierto para cualquier género y está presente entre todos. Los factores sociales, ambientales, físicos y psicológicos influyen directamente en el deseo sexual de los seres humanos.
Aunque gran parte del deseo sexual dependerá de la producción de la hormona conocida como testosterona que está presente tanto en hombres como en mujeres. En los hombres esta producción es mayor, lo que puede explicar la sensación, todavía real, de que el deseo sexual de los hombres es mayor…
Pero he aquí una curiosidad: los estudios dicen que los hombres piensan tanto en el sexo como en la comida.

2.- Las mujeres no ven porno
Es difícil de asumir, pero entre ellas se sabe la verdad y es que … las mujeres también ven porno, aunque no muchas lo admitan en voz alta. Estudios de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington observaron que las imágenes eróticas provocan los mismos estímulos cerebrales tanto en hombres como en mujeres.
Por otra parte, para confirmar la teoría, el análisis de la audiencia de las páginas web de pornografía muestra que uno de cada tres visitantes son mujeres.

3.- El hombre con la nariz grande y el pie grande tiene… TODO grande
Científicamente está demostrado que no se establece ningún tipo de relación entre el tamaño de los pies, la nariz (o cualquier otra cosa que se quiera pensar que puede ser un signo de “grande”). Pero… ¿alguien se ha parado a observar lo gruesas que son tus manos?

4.- El sexo quema muchas calorías
Hay una variedad de dietas que confirman que cualquier tipo de movimiento quema calorías. Incluso aseguran que aún cuando se duerme se queman algunas calorías.

Sin embargo, afirmar que el sexo sirve para quemar muchas calorías no parece tener sentido, pero es bastante cierto. Esto sólo será cierto si el sexo es muy vigoroso y mucho más intenso que una práctica sexual normal.
¡Esta actividad tan deliciosa ayuda a quemar, en promedio, las mismas calorías relacionadas con ver la televisión! Por ello, muchos recomiendan quemar algunas calorías con las kinesiólogas de Arequipa.

5.- Sexo durante la menstruación
Más que un problema para los hombres, la menstruación suele ser un gran tabú para las mujeres. Además, algunas creencias familiares, apuestan a que estar menstruando es una razón de peso para descansar y no para tener sexo.
Desde el punto de vista científico, no hay ningún problema en mantener relaciones sexuales durante la menstruación. Algunos investigadores ya han afirmado que las relaciones sexuales alivian el dolor. ¡Por no hablar de que el apetito de las mujeres puede ser muy intenso! Nada que una toalla o una ducha no pueda ayudar…

6.- Los hombres jóvenes no sufren eyaculación precoz

Es habitual pensar que el problema de la eyaculación precoz está asociado a la inexperiencia sexual. Este es uno de los mayores errores muy populares entre todos los géneros y todos los grupos de edad.

La eyaculación precoz es una enfermedad crónica que puede afectar a hombres de cualquier edad. Hay muchos factores que pueden influir, principalmente la falta de control sobre el momento de la eyaculación.

7.- Tener sexo a diario es más saludable
Una vida sexual sana no se limita a la cantidad. En contra de la creencia popular, las personas que tienen relaciones sexuales a diario no son más felices. Entre hombres y mujeres el deseo de tener una relación sexual más íntima y cercana es una realidad.

Mantener relaciones que puedan añadir picante a la rutina, disfrutando de cada detalle de la intimidad, es mucho más importante que la cantidad de sexo en un día, o en una semana. ¡Aún mejor es experimentar una noche caliente con las mejores escorts de Chillán!
Y hay muchas más creencias o mitos sobre el sexo y la sexualidad. Lo realmente importante es saber disfrutar de la vida de forma saludable y sin los tabúes y las normas establecidas en la sociedad.
¡Disfrutar de la vida con sexo seguro y explorar los mayores deseos es la mejor opción!